<<La tragedia sobrevoló este mediodía el Gran Circo Mundial cuando una joven trapecista cayó sobre el público desde varios metros de altura. La red de seguridad amortiguó la caída tanto que la trapecista no sufrió heridas.>> . Éste podría haber sido un titular con trágico final pero que la red de seguridad evitó. En cierto modo pensamos de igual manera sobre la vital importancia que tiene para los emprendimientos disponer de una red fuerte y elástica.

Las ventajas y beneficios que aporta a un emprendimiento o a un proyecto empresarial contar con una red de contactos la podemos deducir de forma muy intuitiva y en algunos casos incluso obvios. No obstante, vamos a listar algunos de ellos a modo de decálogo: 

  • Intercambio de información y prácticas que se produce en la red. 
  • Añade perspectiva externa y cualitativamente diferenciada enriqueciendo el análisis. 
  • Capacidad de resolver problemas que por sí mismo el emprendimiento no podría ser capaz.
  • Mayor capacidad de acelerar el desarrollo empresarial del proyecto. 
  • Intercambio de recursos del proyecto con la red. 
  • Aumenta la visibilidad del proyecto y lo promueve. 
  • Acceso a recursos y capacidades.(financieros, técnicos, etc.). 
  • Etc. 

Pero más allá de lo provechoso del networking, hay tres ideas que consideramos fundamentales sobre la formación, la tipología y la promoción de las redes para los emprendimientos. 

El éxito de los emprendimientos depende en gran medida de las estructuras, las medidas adicionadas (mentoring, aceleradores, etc.) y fundamentalmente de las formas en la que las personas emprendedoras y responsables de los proyectos se relacionan con los entornos. Y esto lo determina la dinámica en la que se forma y pervive la red.  

¿Y qué es la dinámica de la red? En la dinámica podemos identificar tres dimensiones o fuerzas que van condicionar la construcción y evolución de la red y están relacionadas esencialmente con las habilidades sociales de los emprendedores y los recursos materiales primarios (presentaciones y argumentarios, pilotos y prototipos, MdN, etc.). Es decir, insistencia, competencias sociales y el “atrezo” del proyecto (recursos materiales primarios) son los tres factores fundamentales para constituir la dinámica de la red de los emprendimientos. 

Otro planteamiento sobre las redes y sus tipologías hace reflexionar respecto a los contextos generadores de compatibilidad: cualitativos como elementos sociológicos, culturales, geográfica e ideológicos tal como la visión. En multitud de ocasiones los emprendimientos presentan aversión a colaborar y quedan aislados de su posible ecosistema. Una red constituida con altas dosis de confianza, esencialmente favorecida por compatibilidad en la visión, crea un red cohesionada, fuerte y estable. 

Por otro lado, y para concluir nos gustaría poner en valor la importancia y protagonismo que deben tener las administraciones y otras entidades público y privadas para desarrollar políticas que permitan la formación de redes dinámicas generadoras de oportunidades para las mejoras de competitividad de los emprendimientos. 

La promoción de plataformas y elementos que visibilicen los emprendimientos para constituir redes es sumamente importante. Por ello nos complace organizar e invitaros a la Academia del Emprendimiento de la Economía Socia 2021 jueves 30 de septiembre en la Escuela de Economía Social en Osuna (Sevilla). La entrada es gratuita pero las plazas son limitadas. Si quieres reservar la tuya sigue este enlace.

Logo Consejería Empleo, Formación y Trabajo Autónomo

Esta entrada ha sido realizada en el marco del proyecto: “Jornadas de networking, capacitación y cooperación para el sistema de emprendimiento en Economía Social» financiado por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía.

Photo by on Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Similares