III Foro Iberoamericano de Economía Social: Acción por el clima con rostro de mujer.

Rosa Castizo impartirá la conferencia inaugural en el III Foro Iberoamericano de Economía Social: Acción por el clima con rostro de mujer.

«La economía social ha tangibilizado durante muchos años las posibilidades de vivir en mucha más armonía con la naturaleza.»


Al frente del Observatorio Iberoamericano de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible de La Rábida,  Rosa Castizo sabe bien los retos a los que debemos de hacer frente para mitigar los efectos devastadores del cambio climático. En esta entrevista, nos habla de ello.

1. Cuando hablamos de cambio climático, hablamos de urgencia, ya que los efectos, según los últimos informes a nivel mundial, son cada vez más eminentes. ¿Qué es lo más urgente en el ámbito socioeconómico, político y cultural tanto en Europa como en Latinoamérica para hacer frente a este gran desafío?

Efectivamente, los efectos ya no solo son inminentes sino que están aquí. Ya no es pensar solo en cómo sufrirán las consecuencias nuestros hijos, como se solía decir antes, sino en cómo vemos las consecuencias nosotros mismos. Necesitamos un cambio de mentalidad completo en todas las esferas socioeconómica, política y cultural, como bien mencionas. No basta con cambiar la manera en la que consumimos energía o nos desplazamos, sino que tenemos que reducir nuestro consumo y plantear políticas valientes en las que crezcamos en calidad de vida redefiniendo la forma en la que hasta ahora hemos entendido el éxito y la prosperidad. Comenzar a darle a la naturaleza el verdadero valor que tiene no es nada fácil ya que nuestra inmunidad al cambio es profunda y fuerte, como hemos demostrado con nuestra reacción tras la pandemia. 

2. ¿Hay algún mito en torno al cambio climático?

Como comentaba antes, uno de los mayores mitos puede ser el pensar que queda tiempo y que todo esfuerzo es por nuestros hijos, cuando realmente las consecuencias ya las estamos asumiendo. 

No sé si calificarlo como mito, pero lo cierto es que, por otro lado, estamos muy acostumbrados a procrastinar con las medidas climáticas. Los tiempos de La Tierra son tan sumamente lentos que gracias a que es así hemos podido tenido décadas para poder reaccionar a tiempo… pero a la misma vez, cualquier cambio que hagamos ahora tardará muchos años en notarse. 

En tercer lugar, me gustaría mencionar en este sentido nuestra idea de que todo se solucionará con un cambio de fuentes de energía y de movilidad, cuando para muchas de las personas iberoamericanas que ahora nos están leyendo, el mayor porcentaje de emisiones puede que vengan de su forma de alimentarse y de consumir. Apostar por productos de cercanía y de temporada, así como reducir la proteína animal, puede ayudar muchísimo a reducir nuestro impacto en el clima. 

3. En el Observatorio de La Rábida de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático para Iberoamérica apostáis por el conocimiento, la investigación y la innovación y trabajáis para la creación de vínculos y alianzas con otros agentes siguiendo las directrices de la Agenda 2030. ¿Dónde tenéis centrada la atención en estos momentos?

En estos momentos tenemos centrada la atención en aportar conocimiento e insumos a la próxima Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Como ha ocurrido en las últimas cumbres, publicaremos nuestro informe La Rábida, que este año versará ṕrecisamente sobre el impacto de los sistemas alimentarios en el cambio climático y cómo la transformación de estos sistemas es clave para avanzar en todos los niveles. 

4. Desde el Observatorio, se ha creado el Laboratorio Iberoamericano de Innovación socioecológica, ¿es la innovación transformadora la respuesta a los retos a los que nos enfrentamos?

Efectivamente, les recomiendo que puedan visitar la web del Laboratorio (liiise.org) para encontrar más información sobre las iniciativas que se han identificado en la región y que ayudan a entender cómo desde las comunidades se pueden impulsar cambios transformadores. Invito también a todas las personas que nos leen que puedan inscribirse en alguna de las comunidades temáticas de la web del Laboratorio, ya que hay muchos debates que dan lugar a grandes ideas y avances. 

5. En el próximo Foro Iberoamericano de Economía Social, que lleva por lema Acción por el clima con rostro de mujer, nos acompañará como ponente de la conferencia inaugural. ¿Cuál es el papel de la Economía Social y el liderazgo femenino en esta transición socioecológica de la que hablamos? ¿Qué compromisos, acciones les gustaría que salieran resultados de las mesas de diálogo?

Desde mi punto de vista, la economía social ha tangibilizado durante muchos años las posibilidades de vivir en mucha más armonía con la naturaleza y ha planteado soluciones concretas y factibles para entender una economía al servicio de las personas y no al revés. Creo que las mujeres que asistiremos a este foro podemos tejer unas poderosas redes iberoamericanas para hacer frente no solo a las consecuencias del cambio climático y adaptarnos lo mejor posible, sino también y sobre todo, accionar respuestas que impulsen otras formas de entender las comunidades en las que vivimos.

Rosa Castizo es Coordinadora del Observatorio Iberoamericano “La Rábida” de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, España.

Publicaciones Similares