3 razones por las que es preferible emprender en equipo (especialmente cuando tienes poco dinero)

Las personas que emprenden juntas en Economía Social raras veces cuentan con mucho capital para emprender. ¿O no?

Si por capital entendemos el dinero, el 99% de las veces esta afirmación es cierta.

Pero, si consideramos como formas de capital también el talento y el trabajo colectivo, el panorama cambia bastante.

FIDES EMPRENDE se basa en la convicción de que el equipo puede ser un capital más importante que el dinero.

Aquí te dejamos 3 reflexiones sobre 3 consejos para “emprender sin dinero” extraídos de un famoso artículo de Guy Kawasaki.

Anda escaso de personal. Muchas veces los emprendedores individuales necesitan contratar personal por qué solos no dan abasto a todas la tareas o por qué  han hecho previsiones muy optimistas sobre sus actividades y ventas. A menudo ocurre que sus ventas no son las esperadas y los costes de personal erosionan rápidamente sus escasos recursos.

Los equipos de emprendimiento colectivo juegan con ventaja, pudiendo repartirse las tareas del trabajo y, al menos al principio, contar solo con su propio trabajo. Por un lado, esta es la mejor formación práctica que un equipo pueda tener. Los integrantes aprenden directamente del mercado lo que tienen que saber hacer. Por otro, reduce y redistribuye el riesgo económico, pues todas las personas emprendedoras participan por iguales.

Olvida lo del equipo “fiable”. Sostiene Guy Kawasaki en su artículo que los equipos fiables están sobrevalorados, especialmente cuando se definen como profesionales con experiencia en grandes empresas y unas condiciones de trabajo privilegiadas, que casi nunca casan con el emprendimiento.

Los equipos de emprendimiento colectivo, cuando están realmente motivados y alineados con su objetivo, por regla general tienen más “hambre de éxito”, son más baratos y más dispuestos a esforzarse que cualquier profesional contratado. Aprenden a ser fiables por el camino y se vuelven más cohesionados y sólidos.

Escoge tus batallas. Todas las personas emprendedoras que se autofinancian tienen que escoger sus batallas. No pueden luchar en todos los frentes. Los equipos de emprendimiento colectivo, sin embargo, son capaces de luchar sobre más frentes que un emprendedor individual. Afinando bien sus inteligencias colectivas, son más efectivos a la hora de escoger las batallas que vale la pena enfrentar y, desarrollando su talento colectivo, tienen más chances de ganarlas.

¿Quieres fortalecer tu emprendimiento en economía social? ¿Tienes un proyecto de emprendimiento colectivo y quieres desarrollarlo con tu equipo?

Descubre cómo en FIDES EMPRENDE.