Miguel Linde Gómez aterrizó en la Fundación Seira al comienzo de 2021. Venía de otra banca ética, y alternativa a la convencional, pero desde fórmulas ordinarias de la economía. Ahora director en Seira Impuls Cooperatiu, en la economía social. La Fundación Seira se creó en el año 2008 con el impulso de la Federación de Cooperativas de Trabajo de Cataluña, con la finalidad de apoyar y promocionar el cooperativismo facilitando herramientas y recursos necesarios para contribuir a la mejora financiera de sus organizaciones. Todo un referente de buenas prácticas para el sector cooperativo.

Miguel, trabajaste en la banca ética y llegaste a la Fundación Seira, y con ello a la economía social y solidaria. Más allá de la gobernanza ¿qué diferencias destacarías? 
R: En mi opinión, la principal diferencia entre la denominada banca ética,  (me refiero a la que se articula como banco y no como cooperativa) y la economía social y solidaria es que el propósito de esta última es poner a las personas en el centro. Quiero poner un ejemplo, aspectos como la transparencia está compartido por ambos movimientos, pero en el caso de la banca ética se utiliza en muchas ocasiones como un trámite que hay que cumplir para ser ético. En cambio, en la ESS la transparencia se usa como un medio para democratizar la toma de decisiones y evitar posibles comportamientos que no sean transformadores. Otro ejemplo es la intercooperación, la banca ética tiene como motor, criterios mercantilistas de rentabilidad riesgo donde no aportan soluciones prácticas a personas o sectores en riesgo de exclusión financiera y social. En cambio, la ESS intercoopera para intentar aportar soluciones creativas que no excluyan a nadie. 

¿Qué son las finanzas éticas y alternativas para ti? 
R: Para mí son muchas cosas y todas a la vez, son Finanzas que no se mueven con criterios exclusivamente capitalistas donde la rentabilidad es prioritaria y se excluyen a las personas o sectores transformadores. Donde se coopera o intercoopera, en vez, de competir. Donde se llevan a cabo procesos de escucha y participación en la toma decisión…

La banca tradicional se está apropiando de los valores de la economía social y solidaria. ¿Qué crees que se debe hacer para distinguir y comprender las diferentes propuestas? 
 
R: Creo que hay mucho camino por recorrer, ya que la economía mercantil-capitalista no solo es hegemónica, sino que ha impregnado en la sociedad su relato casi como única alternativa de gestionarnos. De hecho, muchas veces que explico a alguien de fuera de la ESS lo que hacemos en Seira y desde el movimiento cooperativista, las reacciones suelen ser de desconocimiento y en muchas ocasiones de incredulidad, la parte positiva es que si rompes esa barrera, las siguientes reacciones se transforman en interés y ganas de participar. Por desgracia, esto último no siempre pasa. En definitiva, hay mucho trabajo que queda por hacer de sensibilización, difusión y educación, pero si cada una de nosotras nos comprometemos y tratamos de ser coherentes (en la medida de lo posible) con los valores de la ESS en nuestro día a día, estoy convencido de que permeará en la sociedad general. Así lo espero y me empeño al menos.

¿Por qué crees que no se visibilizan más estas otras maneras de enfocar la financiación? 
R: Porque lo hegemónico es lo mercantilista, y las Finanzas éticas y alternativas no pueden competir en igualdad de condiciones con la banca tradicional en términos de rentabilidad-riesgo. Pero, siendo sostenibles, si se compararan los productos y servicios de las Finanzas éticas y alternativas en ratios de transformación eco-social con la banca tradicional, esta última no solo tendría mucho que perder, sino que probablemente no se sabría adaptar a ese cambio de paradigma. Por eso no interesa a la banca cambiar los criterios.

¿Cómo se sitúa la Fundación Seira en este sector de finanzas éticas y alternativas? 
R: Fundació Seira tiene como misión innovar en las Finanzas para facilitar el acceso a la financiación a las cooperativas, especialmente de trabajo. Que en muchas ocasiones, por su naturaleza, tienen un cierto grado de exclusión financiera de la banca tradicional.  Estrictamente hablando, la fundació no forma parte de las Finanzas éticas y alternativas. Lo que si hacemos es colaborar estrechamente para que las FFEEyAA tengan cada vez más protagonismo dentro del movimiento cooperativo y la ESS. 
Dentro de esa innovación, recientemente hemos creado dos vehículos de inversión exclusivos para la ESS, con la voluntad de ser complementarios y adicionales a las Finanzas éticas y cooperativas. 

¿Qué futuro tienen iniciativas como la de la Fundación Seira, es decir que el propio sector facilite herramientas de financiación para sus empresas y organizaciones? 
R: Queremos creer que crear respuestas desde el propio movimiento es una solución orgánica y, en consecuencia, son herramientas mucho más resilientes. El futuro no lo sabemos, pero lo que si podemos decir es que el sector ha reaccionado por encima de las expectativas que se plantearon en el momento de su definición. Eso nos permite decir, que tanto la identificación de la necesidad como la solución dada han sido correctas.

¿Hay organizaciones de otros territorios que se están interesando por replicar la experiencia? ¿Es una opción que desde la propia Fundación ampliara la cobertura a otras regiones del Estado? 
R: A la primera pregunta te puedo responder que sí, otros territorios se han puesto en contacto con nosotros. Nuestra intención primero es la de validar la sostenibilidad de las herramientas (queda aún 12-24 meses) y a partir de ahí, si podemos servir como caso de utilidad para que otras regiones o sectores lo intenten replicar, sería un éxito.

Las expectativas que -se planteó la Fundación Seira en sus inicios, en cuanto al tipo de actividades, la accesibilidad, el número de iniciativas apoyadas… ¿Están en línea con los resultados que se han conseguido hasta ahora? 
R: Debo de reconocer que la gran mayoría de aspectos que analizamos en su definición se han cumplido y en algunas variables se han superado como es el número de solicitudes, así como el impacto que está teniendo Seira en su conjunto. Por resaltar un aspecto, no evaluamos correctamente la capacidad de Seira de dinamizar el sector de las Finanzas éticas y alternativas, como ejemplo, Seira Inversió Social y Més Espais (los dos vehículos de inversión que gestiona directamente Seira) han invertido en el sector de la ESS 2,5 millones de euros desde julio del 2022, pero gracias a esa inversión y el acompañamiento financiero que hacemos, hemos conseguido acceso a financiación por más de 21 millones de euros. Este segundo aspecto es el que más nos ha sorprendido gratamente.

¿Cuáles son las actividades prioritarias que Seira tiene previsto apoyar para contribuir al desarrollo y la sostenibilidad de la economía social y solidaria? 
R: En el corto plazo, sería una excelente noticia consolidar los proyectos que hemos iniciado recientemente como Més Espais y Seira Inversió Social. Paralelamente, y con ánimos de ensanchar la ESS nos gustaría continuar innovando en sectores como el cooperativismo de vivienda en cesión de uso, las comunidades energéticas locales, el cooperativismo de trabajo agroecológico, el Servicio de acceso a la financiación en el mayor polo cooperativo del sur de europa (Bloc 4)… Todos estos, son proyectos que están en diferentes grados de madurez que esperamos vean la luz próximamente.

Emprendimiento Colectivo ha publicado esta entrevista con el permiso del entrevistado mediante una licencia de Creative Commons.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Similares