Intercooperación: tres cosas que hemos aprendido de la experiencia

Las cooperativas sirven a sus socios/as más eficazmente y fortalecen el movimiento cooperativo
trabajando conjuntamente a través de redes locales, nacionales, regionales e internacionales.

El 7mo principio cooperativo, la cooperación entre cooperativas, es famoso por ser el principio más predicado y menos practicado….
…¡pero en esta ocasión les vamos a contar una buena práctica de nuestro entorno!

Recientemente hemos visitado el Centro de Educación Superior Santa María de los Ángeles, en Málaga, una cooperativa de enseñanzas post-obligatorias y de educación superior de la red de ACES – Andalucía que está poniendo en práctica el itinerario formativo Cooplab – El experimento Cooperativo.

Al entrar hemos quedado impactados por cómo ha cambiado el ingreso al centro, su tarjeta de presentación con todo visitante:

Sta Maria Angeles collage¿Bonito verdad?

La reforma ha sido acometida por La Urdimbre, una cooperativa de arquitectos especializada en arquitectura inclusiva y experiencial.

Y la idea ha nacido del encuentro entre estas dos cooperativas en un programa de formación de la Escuela de Economía Social. Por eso, como testimonios (ni tan involuntarios) de esa nueva amistad, les proponemos tres reflexiones sobre la intercooperación:

  1. La intercooperación, como todo lo que tiene valor, nace del encuentro.
    En primer lugar encuentro de personas, que se dan el tiempo de escucharse, conocerse y poner en común sus necesidades y competencias. Es lo que ha pasado con la participación de los socios de las dos cooperativas en el programa Dirección de la Innovación de la Escuela de Economía Social.
  2. La cooperación no se planifica, emerge: es inútil y equivocado pretender dirigirla o controlarla.
    Lo único que podemos hacer es comportarnos como buenos jardineros: preparar y abonar el terreno, ofrecer espacio, luz, agua a las plantas y luego dejar que de su propia iniciativa nazca la cooperación.
  3. La intercooperación nace de las personas, de sus actitudes y de sus situaciones.
    En nuestro caso, por una parte, un centro formativo muy comprometido con el cooperativismo que buscaba reformar su espacio para que fuera más moderno, funcional y en línea con lo que la cooperativa quiere ser y transmitir;  y, por otra, una joven cooperativa que quiere hacer de la participación del cliente en el diseño una de sus señas de identidad. Coincidencia de personas, necesidades y momentos en un lugar de encuentro.

¡Enhorabuena a Sta. María de los Ángeles por su nueva infraestructura y a La Urdimbre por su buen trabajo!
Como Escuela de Economía Social estamos satisfechos por haber sabido ser un lugar de encuentro e intercooperación.

La cooperación es el mejor aliado en la navegación por los mares de la Economía Social ¿Listos para comenzar el viaje?

Súmate al viaje y descubre más en www.cooplab.eu/es

La imagen de puzle utilizada en la entrada ha sido creada por Saeful Muslim por The Noun Project.