¿Por qué la contratación pública responsable te debería importar si eres parte de la economía social?

Estamos a la vigilia de que lleguen los tan ansiados “fondos de recuperación” que la Unión Europea ha puesto a disposición de los estados miembros como consecuencia de la crisis del Covid-19 y, aunque no estén del todo claros los mecanismos de asignación en cada territorio de España, lo que sí es bastante seguro es que la asignación se regirá por la nueva ley de contratación pública (ley 9/2017 del 8 de noviembre) que abre muchas oportunidades todavía poco exploradas por las organizaciones y empresas de la economía social.

Aquí van al menos 3 buenas razones para las que deberías interesarte para conocer mejor la contratación pública si eres parte de la Economía Social.

1- La nueva ley de Contratos del Sector Público incluye expresamente los criterios sociales y medioambientales en la contratación pública. Es decir, la ley manda incorporar estos criterios “de manera transversal y preceptiva” siempre y cuando guarden relación con el objeto del contrato, como elementos que contribuyen a la valoración calidad – precio de la prestación. 

Esto abre un espacio importante de participación y competitividad para las empresas y organizaciones de nuestro sector, que desde siempre han tenido muy presentes los criterios sociales y medioambientales en sus servicios, pero que veían como estos a menudo no eran valorados en procesos de contratación donde predominaba casi exclusivamente el criterio del “precio más bajo”.

2 – La nueva ley de Contratos del Sector Público prescribe la división en lotes de los contratos, siempre que la naturaleza o el objeto del contrato lo permita, para promover expresamente el acceso y la posible adjudicación de contratos a las Pymes, como son la gran mayoría de las empresas y organizaciones de economía social.

Además, la ley permite limitar el número de lotes para los que una empresa puede presentar ofertas e incluso el número de lotes para los que una empresa puede resultar adjudicataria.

El propósito está claro: evitar que unas pocas grandes empresas se adjudiquen la gran mayoría de los contratos públicos y promover un acceso más distribuido y equitativo a los contratos por parte de las Pymes.

3 – La nueva ley de Contratos del Sector Público amplia la posibilidad de reservar contratos no solamente a los Centros Especiales de Empleo y a las Empresas de Inserción, sino también a otras organizaciones y empresas de la Economía Social en los contratos de servicios de carácter cultural, social y de salud, siempre que se cumplan determinados requisitos.

Por todas estas (y más razones) la Escuela de Economía Social, con el apoyo de la Dirección General de Economía Social de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, está lanzando tres jornadas online de profundización y reflexión sobre la Contratación Pública Responsable y la Economía Social:

La primera, martes 23 de febrero, orientada al ámbito de las universidades.

La segunda, martes 2 de marzo, orientada a todo el sector de la economía social.

La tercera, jueves 18 de marzo, orientada a todos los niveles de la administración pública.

En las próximas entradas te iremos presentando los contenidos específicos de las jornadas y las personas expertas que intervendrán en cada una. Síguenos en nuestra web y en redes sociales para saber más.

Fuente: Guía de compra pública responsable y del fomento de la contratación pública de entidades y empresas de la economía social – CEPES España


Logo Consejería Empleo, Formación y Trabajo Autónomo

Esta entrada ha sido realizada en el marco del proyecto:
“Jornadas de capacitación sobre contratación pública responsable, cláusulas sociales y fomento de la Economía Social” financiado por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía.