Nuestro Cliente: el Proyecto Empresarial

Un proyecto empresarial, dentro de la Economía Social, puede entenderse como algo semejante a una aventura, a un viaje colectivo. Para dicho viaje se requieren personas con deseos de viajar que, libre y voluntariamente, hayan decidido hacerlo, en compañía de otras, eligiendo un destino común. Esta colectividad diversa constituye la base para generar las sinergias necesarias que den como resultado un proyecto empresarial en el que el todo es mayor que la suma de las partes. Es por esto que podemos decir que El Proyecto Empresarial es nuestro cliente dentro del Servicio de Coaching Empresarial para el Emprendimiento Colectivo de la Escuela de Economía Social.

Es evidente que ninguna empresa surge por generación espontánea, sino como fruto de un proceso de maduración que parte de una idea, en este caso, compartida por un grupo de personas que la generan e implementan, mediante un desarrollo evolutivo. Este grupo, obviamente, está conformado por personas y ningún equipo de trabajo llega a serlo si no es sobre la base de un grupo constituido y funcionando como tal. Un grupo diverso que debe sustentarse sobre la base del respeto y la confianza mutua, y estos en la madurez individual. En este proceso, resulta fundamental que nuestros coaches sepan en qué etapa de la ruta se encuentran los equipos que conforman nuestros Proyectos Empresariales.

Nuestro Servicio Coaching Empresarial  para el Emprendimiento Colectivo considera a Las Organizaciones y a Los Proyectos Empresariales  como matrices de relaciones. Y es en la naturaleza de dichas relaciones e interacciones donde nuestros coaches fijan su vista, antes que en las características individuales de cada uno de sus miembros considerados individualmente. Se concibe pues al equipo como a un todo, un todo que es El Proyecto Empresarial, Proyectos empresariales que son, sin duda, nuestros clientes dentro del Servicio de Coaching Empresarial para el Emprendimiento Colectivo.

Como indica Alain Cardon, “el coaching grupal será tanto más efectivo cuanto más considere al grupo como una entidad global, coherente, como un cuerpo social cuyos miembros forman parte integrante de un conjunto interactivo y sistémico”. La que podría parecer peligrosa heterogeneidad grupal, bien encauzada, es en sí misma una oportunidad de desarrollo personal de sus componentes y, por supuesto, un aspecto diferenciador  de los Emprendimientos Colectivos dentro de la Economía Social. Así se genera un valor añadido verdaderamente sinérgico que procede de la diversidad sinceramente aceptada e inteligentemente dirigida, reunida en torno a Nuestro Cliente, el  propio Proyecto Empresarial.

Según la teoría de sistemas, el grupo, entendido como un todo, posee cualidades que no tienen sus componentes por separado y por eso centra su interés en las relaciones entre sus miembros antes que en la enumeración o estudio de los elementos. Así el grupo es tomado como unidad de análisis y no como simple agregado de individuos yuxtapuestos, para interpretarlo como un campo de fuerzas de carácter dinámico con identidad y estructuras organizativas propias. De esta forma, la persona se convierte en la célula básica a partir de la cual emanan las contradicciones y afiliaciones entre las partes que luego se iteran a través de todo el sistema hasta alcanzar la meta deseada, es decir, la Empresa Cooperativa… Pero ¿significa eso que las células o etapas intermedias no tienen identidad y funciones propias?… en absoluto, es más, en ese sistema interdependiente cada una de las partes es absolutamente imprescindible para la emergencia de las siguientes.

… ¿¿¿ Y vosotros, queréis que vuestro proyecto sea nuestro cliente?????

hola

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>